Las Elecciones de las Pensiones

Las Elecciones de las Pensiones

Superada la euforia y la decepción, según los casos, de la jornada electoral, seguimos inmersos en la búsqueda de pactos y alianzas para elegir un presidente del Gobierno o celebrar una nuevas elecciones. Nos encontramos en una situación de inestabilidad total y absoluta, la cual influirá, sin duda alguna, sobre el futuro de nuestro Sistema Público de Pensiones.

Materia de suma importancia y con un alto grado de prioridad para todos los españoles, independientemente de su edad, ya que para alguno de los votantes ya es un «hecho cierto» (jubilados), por lo tanto, su decisión electoral irá en función de la propuesta de futuro de las pensiones de los diferentes candidatos a la Presidencia; para otros sigue siendo un «hecho incierto», aunque les aseguro se trasladará, antes o después, en un «hecho cierto», por lo que también debería haber sido una de las cuestiones transcendentales a la hora de ejercitar la «cesión» de voto. Para ello, deberíamos conocer las propuestas de todos y cada uno de los candidatos, las cuales intentaré mostrárselas de manera resumida y basada en el aspecto meramente financiero. Ciudadanos: su propuesto está basada en conceptos generalistas sin concretar las decisiones o soluciones a desarrollar: Reforma de Pacto de Toledo, Garantizar Pensiones Adecuadas, Información al Ciudadano de la magnitud de su Pensión y Edad en la Jubilación Flexible. PSOE: plantea diferentes modificaciones sobre el Sistema Actual sin especificar las directrices a seguir, siendo el objetivo de todos los órganos gubernamentales, muestra de ello es lo expuesto en su Programa: reforzar el Fondo de Reserva; reformar el marco de la Seguridad Social o aumentar las pensiones mínimas. Propone la creación de un impuesto especifico, habiendo quedado sobradamente demostrado que incrementar la carga impositiva a los ciudadanos no es la solución que garantiza la sostenibilidad del sistema. Manifiesta la creación de un «bonus» de 2 años de cotización por cada hijo a efectos del cálculo de las pensiones, lo cual muy probablemente no sea del todo eficaz por el largo horizonte temporal, lo que conllevará a no ser un gran incentivo para incrementar la tasa de natalidad.

Podemos: su planteamiento se basa en fijar la edad de jubilación a los 65 años, asumiendo un gran riesgo todos los ciudadanos. Es coherente pensar que si el Sistema tiene que hacer frente al pago durante más años (incremento de la esperanza de vida), o bien, aportemos una mayor cuantía durante el mismo período, o bien, aportemos durante más tiempo. También propone la sostenibilidad del Sistema a través de una nueva carga impositiva y eliminarlos beneficios fiscales a los Productos de Previsión Social Complementaria, lo cual perjudica a todos y cada uno de los españoles, ya perderemos poder adquisitivo tanto como cotizantes como jubilados.

Partido Popular: propone una estrategia clara y concisa, al margen de que sea admitida o no por parte de la sociedad. Sostenibilidad del Sistema a través de equidad intergeneracional; mejorar la compatibilidad entre percepción de la pensión pública y salario; incentivar de manera voluntaria la prolongación laboral y programas específicos de reinserción laboral para los mayores de 55 años, todas ellas bajo la estrategia de bonificaciones con el fin de cotizar durante más tiempo al sistema y por lo tanto darle una mayor viabilidad, sin incrementar la carga impositiva de los contribuyentes.

Les invito a «ojear» con detalle el programa en materia de pensiones de todos los candidatos a la Moncloa, desde una visión objetiva y financiera, dejando al margen cualquier ideología política, centrándonos en propuestas viables, claras, concisas y concretas.

Se barajan diferentes opciones, pacto o reelecciones; independientemente de cuál sea la adoptada, destacarán por las pensiones, las cuales influirán a todos los españoles, independientemente de la edad, sexo, religión o ideología y marcarán nuestro futuro como el de las venideras generaciones.

En el supuesto caso que se celebren nuevas elecciones, serían conveniente ejercitar nuestra libre opción de voto, valorando objetivamente la viabilidad del Sistema Público de Pensiones en función de las propuestas de las diferentes candidaturas.

Tribuna escrita por Julio Fdez. García.

Publicado por elEconomista.

 

Enviar comentario

Pin It on Pinterest

WhatsApp chat