¿Hacia la progresiva reducción de la brecha de género en las pensiones contributivas?

¿Hacia la progresiva reducción de la brecha de género en las pensiones contributivas?

Las pensiones representan probablemente el ámbito del Estado del Bienestar en el que con mayor claridad se aprecia la existencia de una brecha de género. En efecto, las diferencias actualmente existentes entre los recursos que el sistema de pensiones de la Seguridad Social asigna a hombres y mujeres mayores son evidentes. Las pensiones contributivas de jubilación de las mujeres españolas no solo representan una pequeña parte de todas las pensiones contributivas de jubilación que concede el sistema de la Seguridad Social, sino que, además, son de menor cuantía que las de los hombres. Justo lo contrario se observa respecto a las pensiones contributivas de viudedad: las perciben las mujeres en mucha mayor medida que los hombres, e incluso su importe medio es superior a las de los hombres. Sin embargo, la viudedad genera prestaciones significativamente más bajas que la jubilación. La actual situación de desventaja femenina en el ámbito de las pensiones contributivas no es deudora de un sistema de pensiones discriminatorio contra las mujeres, sino fundamentalmente de acusadas diferencias en los comportamientos laborales entre los hombres y las mujeres que hoy forman parte de la población mayor española. Esas diferencias de género en el mercado de trabajo han disminuido sustancialmente en las últimas décadas y, previsiblemente, seguirán disminuyendo. En consecuencia, cabe prever una progresiva reducción de la brecha de género en pensiones, aunque, mientras estas últimas mantengan su carácter contributivo, la brecha solo puede desaparecer si se alcanza la igualdad plena entre hombres y mujeres en el mercado laboral.

Publicado por BBVA – Mi Jubilación.

Descargar Informe

Enviar comentario

Pin It on Pinterest

WhatsApp chat